jueves, 5 de noviembre de 2009

Funciones oracionales: ejemplos


Complemento Preposicional

1. Se avergonzó de su fechoría.

2. Nos arrepentimos de nuestros actos.

3. Te empeñaste en hacer lo indebido.

4. Hay que atenerse a las consecuencias.

5. Se trata de un asunto de suma importancia.

6. Sueño con verla otra vez.

7. Depende de ti.

8. Nos opusimos a la propuesta.

9. Cuento contigo.

10. Os desentendéis de vuestras responsabilidades.

11. Se refería a ese tema.

12. Habla de todo.

13. Creo en tus posibilidades.

14. No confío en tus tonterías.

15. Siempre pienso en ti.

Complemento Preposicional / Complemento Circunstancial

1. Fui al cine con Juan.

2. Se conforman con un simple aprobado.

3. Se rebelaba contra la idea de la marcha a la ciudad.

4. Conocieron la noticia por televisión.

5. Forzaron los ladrones la puerta con una barra de hierro.

Complemento Preposicional / Complemento Directo (de persona)

1. Esa familia odia a la gente bohemia.

2. La prensa critica continuamente a ese político.

3. E tribunal condenó a cadena perpetua al acusado.

4. El preso renunció a todos sus derechos.

Atributo / CC de Modo / C. Predicativo

1. El barro era allí más espeso.

2. El nuevo jugador fue recibido con muestras de simpatía.

3. Las simpatías son recíprocas.

4. Los vecinos aprobaron la propuesta de mala gana.

5. Todos contemplaron entusiasmados el incendio.

6. Ayer vimos a su madre muy vieja.

7. Esos pasteles parecen muy sabrosos.

8. El entrenador considera prematura su reaparición.

9. Caminaba lentamente por el camino.

10. Esa chica tiene enrojecidos los párpados.

Atributo / Complemento Directo

1. El director del centro escolar presidió el acto de entrega de premios.

2. La fiesta es un gran éxito.

3. Aquella señora llevaba un bonito traje negro.

4. Ese famoso actor ha sido un pésimo estudiante.

5. El delincuente usó un taxi robado.

Atributo (“lo”) / Sujeto

1. Tu abuelo es aquel señor de la barba.

2. Ese hombre parece el padre de tu amigo.

3. Tu hermana es Begoña.

4. El gran invento del Renacimiento fue la imprenta.

5. “Fernán caballero” era el seudónimo de Cecilia Böhl de Faber.